logo miniatura nuevo 03
  • Nutrición y Salud

    Nutrición y Salud

  • Nutrición y Salud

    Nutrición y Salud

  • Nutrición y Salud

    Nutrición y Salud


Tips para Evitar el Efecto Rebote


Descenso de peso responsable

En la actualidad se entiende al descenso de peso como parte de la adopción integral y definitiva de hábitos saludables tanto en la alimentación como en la actividad física; los que conducen a un estado de equilibrio, armonía y salud.
El peso es el resultado de múltiples factores, algunos de los cuales no podemos cambiar: cuestiones genéticas como la distribución corporal de la grasa y en parte el metabolismo. Sin embargo, aunque algunas personas tienen una tendencia a acumular más grasa que otras y les cuesta más trabajo adelgazar, nadie engorda sólo por la genética. Son las costumbres y la actividad que realizamos lo que determinará si engordamos o no.
El metabolismo depende de varios factores como el peso, la altura, el sexo y la edad de las personas. Con la edad se pierde masa muscular y se hace más difícil quemar calorías.
Una persona con un metabolismo basal lento, es decir que quema pocas calorías cuando el cuerpo no se mueve, tenderá a ganar más peso que una persona con metabolismo más efectivo; aun cuando los dos tengan la misma alimentación y practiquen la misma actividad física.

Decisiones saludables

Controlar el peso no es sencillo pero mientras antes tomemos la determinación de adoptar hábitos alimentarios saludables y combatir el sedentarismo, mejores serán los resultados. El ejercicio físico está asociado con la pérdida de peso y es un valioso recurso para su control y mantenimiento. La práctica continua y regular del ejercicio controlado no es sólo para los más jóvenes; hay actividades para todos los gustos y edades.

Tips

El efecto rebote es una de las preocupaciones más frecuentes una vez finalizado un plan alimentario para lograr un peso saludable.

1- Identificar los malos hábitos alimentarios y no repetirlos.
2- Mantener siempre un orden alimentario, las cuatro comidas son importantes.
3- Evitar comer entre comidas.
4- Hidratarse correctamente (2 a 3 litros de agua por día). Elegir bebidas bajas en calorías.
5- Mantener un plan adecuado de actividad física controlada para aumentar el gasto energético.
6- Pesarse frecuentemente y respetar el rango de peso pautado por el nutricionista.
7- Evitar el consumo de alcohol y reducir el consumo de sal y azúcar.
8- Identificar alimentos adictivos y disparadores. En caso de consumirlos que sea esporádicamente y en porciones pequeñas. Evitar tenerlos en la alacena o la heladera del hogar.
9- Ante una comida no habitual, pesarse al día siguiente y volver al plan alimentario de mantenimiento. Limitar el consumo de harinas refinadas y dulces.
10- Es importante realizar un control periódico con el profesional médico o nutricionista, aun cuando haya logrado alcanzar un peso saludable.

El plan alimentario sugerido y los consejos y recomendaciones sobre descenso de peso han sido desarrollados por la Lic. María Valeria Dilosa. Lic. En Nutrición, MP 802. Postgrado en Cineantropometría. Postgrado en Obesidad. Delegada de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas (AADYND). El contenido de esta publicación es información complementaria y se basa en la información disponible en la literatura científica internacional. Las imágenes publicadas son sólo a modo ilustrativo. La ayuda en el control de peso se entiende en el marco de un plan alimentario equilibrado y un programa de actividad física apropiado, ambos diseñados y monitoreados por profesionales de la salud.